sábado, 8 de agosto de 2009

Cuando el Destino nos Alcance. Color Esperanza


Nochebuena del ’98. Durante una conversación, mi tío me hace conocer dos cosas: 1) Durante su infancia, el viejo Canal 11 tenía una maratón de películas llamada “Sábados de Súper Acción” 2) En la segunda temporada de Millennium, la contraseña de la computadora de Frank Black refería a una de las frases finales de una película llamada Cuando el Destino nos Alcance. Son eventos como estos los que le marcan la infancia a uno. Años después logro poder verla para que, años después, termine escribiendo esta crónica.
Tras El Planeta de los Simios (The Planet of the Apes. Franklin J. Schaffner, 1968) y El Último Hombre Vivo (The Omega Man. Boris Sagal, 1971), Soylent Green es la última vez que Charlton Heston protagoniza una historia con un futuro imperfecto. Esta vez, lejos de ser acosado por hombres mono o por mutantes en busca de una sociedad perfecta, es un policía investigando el asesinato de uno de los cabecillas de una multinacional que controla más de la mitad de la alimentación del planeta. El año 2022 que nos presentan puede darnos más miedo ahora que hace treinta años: Un mundo superpoblado, donde todos los recursos naturales están en vías de desaparecer y la principal alimentación de la gente de bajos recursos consiste en unos bocados a base de soja.

Lo que tenemos acá, bajo la excusa de un policial futurista, es una película con una advertencia ecológica más que evidente que se las arregla para no caer en un mensaje simplista. La idea de una Nueva York híperpoblada, con una exagerada diferenciación entre ricos y pobres parece sacada de un estudio de los efectos a largo plazo del capitalismo y la revelación final no es más que la frutilla del postre. A esto sumémosle gente desesperada por conseguir Soylent Green, el adictivo alimento de moda y un dejo de misoginia en la sociedad que dota a algunas mujeres con el carácter de “mueble de departamento”. Esta película tiene todo.

Aparte de Heston, tenemos la última actuación de Edward G. Robinson y a Joseph Cotten en sus últimos (y no mejores) años de carrera. Richard Fleischer tiene en su haber películas menores como Doctor Doolittle (la versión original, con Rex Harrison y Richad Attenborough), Tora! Tora! Tora! (una representación del ataque a Pearl Harbor), y la olvidable Che!, probablemente la peor adaptación de los años cubanos de Guevara con Omar Sharif en el rol protagónico y Jack Palance como Fidel Castro.

Según IMDB.com, se encuentra en desarrollo una remake y debería estrenarse para el 2012. Demás está decir que no espero absolutamente nada de ella.


FICHA TÉCNICA:
Cuando el Destino nos Alcance (Soylent Green)
E.E.U.U., 1973
Director: Richard Fleischer

Elenco:
Charlton Heston (Thorn)
Leigh Taylor-Young (Shirl)
Edward G. Robinson (Sol Roth)
Joseph Cotten (Simonson)
Chuck Connors (Tab)

Etiquetas: , , ,

1 comentarios:

Blogger doux-sommeils ha dicho...

El hombre que traduce las peliculas.

17 de agosto de 2009, 21:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal